se construyó una nueva sacristía y se reconstruyó el convento