la Revuelta de los Pueblos quemaron y derrumbaron la iglesia obligando a evacuar el pueblo para evitar represalias del gobernador