la inundación destruyó la iglesia y el cementerio dejando un gran banco de tierra en el lugar de la iglesia