preservación

Santo Domingo

Durante la mayor parte del periodo colonial Español, Santo Domingo fue uno de los centros misionales más importantes y la capital eclesiástica de Nuevo México. La iglesia fue levantada antes de 1607 por Fray Juan de Escalona y fue considerada una de las más grandes y finas misiones de Nuevo México.

Santa Cruz de San Sabá

Misioneros Franciscanos establecieron la Mission Santa Cruz de San Sabá en 1757 para cristianizar a los Indios Apache del este. El sitio fue redescubierto en 1993 y aprobado por arqueólogos en 1994. Se encuentra en el Río San Sabá aproximadamente a tres millas al este del pueblo de Menard y a cuatro millas de las ruinas del Presidio de San Luis de Amarillas, el cual fuera construido para proteger la misión.  

San Lorenzo de Picuris

Posicionado en las montañas al norte de Santa Fe a lo alto del camino hacia Taos, el pueblo de Pícuris se mantiene pequeño y tranquilo.   Fray Francisco de Zamora fue el encargado de establecer la misión permanente, que fue construida alrededor de 1620. Esta sirvió a varias comunidades cercanas aparte de Pícuris. La iglesia de la misión fue reconstruida varias veces, siendo en 1986 la última preservación hecha al edificio. 

San José de la Laguna Mission y Convento

Postrada en una montaña rocosa, dirigida a la gente que hablaba Keresan en los pueblos de Acoma, de Santo Domingo, y de Cohití, esta iglesia fue construida con piedra y adobe en 1701, después de los trastornos causados por la Revuelta de los Pueblos en 1680. Tuvo una rehabilitación mayor en 1932 y hoy es una parroquia que funciona y permanece como unión para la comunidad en los días de fiesta, así como un lugar de reunión para los artesanos y su venta de productos. 

Pages