Bandelier documentó la pérdida de ménsulas y otras estructuras de madera