Jean Pinkley estabilizó los edificios incluyendo lo que había sido rellenado antes