la misión fue secularizada después del abandono de los nativos