la misión calló en falta de reparación porque la Diocesis Católica no obtuvo la propiedad