Marquez de Rubi y Nicolás de Lafora concluyeron que la misión y el presidio no tenían ninguna importancia estratégica