el sitio de Orcoquisac fue redescubierto por John V. Clay y fue confirmado después por investigaciones arqueológicas