arqueólogos identificaron varios tipos de suelos que resultan de la quema de la madera que sostenía a la misión